divendres, 27 de juliol de 2007

LAS CARTAS DE TREVOR


EL INGENIERO CREADOR DE LA MANSION LORD SPENCER

Raccoon City, ciudad situada en la zona oeste de América. Oculta en mitad de un frondoso bosque que rodea el monte Arklay, en las afueras de la ciudad, existe una mansión, extrañamente tranquila.


El 13 Noviembre de 1967 la figura de un hombre se proyectaba frente a las puertas de la mansión. Era George Trevor, famoso arquitecto venido de Nueva York, que había diseñado aquel lugar de la nada. El dueño de la mansión, Ozwell E. Spencer, lo invitó a él y a su familia con motivo de agradecerle el nivel de perfección exhibido durante su labor.
Saturado por su trabajo, Trevor inicialmente invitó primero a su esposa Jessica y a su hija de 14 años Lisa a visitar el hogar de Lord Spencer, más tarde él se unió a ellos. Desgraciadamente, cuando Trevor alcanzó su destino final, no halló rastro alguno acerca del paradero de su esposa e hija. Trevor también desapareció, como si la mansión entera y sus secretos les hubieran engullido por completo.

¿Que fue de ellos, por qué desaparecieron?

El siguiente extracto procede de un pequeño diario escrito mientras Trevor estuvo alojado en la mansión. Spencer pagó una fortuna por aquel edificio. Solo su construcción ocupó cinco años de la vida de Trevor. ¿Por qué le dedicó tanto tiempo? ¿Sabía Trevor que treinta años después otros extraños sucesos tendrían lugar en aquella misma mansión? Creo que este pequeño diario es la pieza clave para entender en parte el origen de tales misteriosos sucesos.

Invitación

13 de Noviembre de 1967

Tras terminar mi trabajo y haber abandonado Nueva York, finalmente he llegado a la mansión aprox. a las seis de la tarde. El recibidor es muy espacioso. Las escaleras centrales que conducen al segundo piso son realmente impresionantes. Contemplar la arquitectura que me rodea no hace más que la nostalgia me invada de nuevo. Diseñar los planos en que se basa este lugar es el trabajo que más me enorgullece.
Desde el día que mostré el modelo a Ozwell E. Spencer reunidos en su oficina, hasta la finalización del edificio, han transcurrido cinco años de una dedicación total por mi parte. Las órdenes de Spencer .